Italia

Un recorrido por Roma

Roma es una de las ciudades con más historia del mundo, y ese legado es muy visible en sus calles y edificios. Un breve recorrido por Roma es suficiente para saber que esta es una ciudad única en la que siempre puedes descubrir nuevos rincones y monumentos sorprendentes. El imperio romano ocupa un lugar central en la historia y por suerte aún se conserva una importante herencia de sus hazañas.

Roma, una capital muy cómoda

Lo primero que tienes que saber si quieres hacer un recorrido por Roma es una ciudad bastante grande, pero no tanto como para no poder tener una buena idea de ella en un par de días. Capitales como París o Londres son en este sentido mucho más extensas e inacabables. La otra ventaja es que Roma presenta varios puntos de interés que son simplemente obligados, por lo que no dudarás demasiado sobre lo que hay que ver en Roma.

Además, en Roma es muy probable que disfrutes de dos cosas muy importantes en cualquier viaje. La primera es el buen tiempo, ya que suele reinar un clima mediterráneo realmente agradable, si bien en verano la humedad puede llegar a ser algo sofocante. La segunda es la gastronomía. Para el paladar español la comida italiana es muy apetecible. Y ojo, te recomendamos que no te quedes en las típicas pizzas y pastas y pruebes muchas otras creaciones culinarias italianas, cuya gastronomía es amplia.

recorrido-roma-vaticano

Qué ver en tu recorrido por Roma

Te recomendamos que empieces tu visita por la zona del Coliseo. Se encuentra un poco alejada del centro pero te motivará empezar tu viaje en un lugar como este. Cerca de él, además podrás llegar rápidamente hasta el Foro romano, el Palatino, el Arco de Constantino o el Circo. Si quieres respirar el imperio romano de hace 2.000 años, este es sin duda el lugar para hacerlo.

A partir de aquí, lo mejor es que vayas al centro. En un radio bastante pequeño podrás pasear por calles preciosas y lugares emblemáticos, que incluyen la Fontana di Trevi, el Panteón, y sobre todo, algunas plazas muy famosas como la Piazza Navonna, la Piazza Venezia o la Plaza España, una de las más bonitas de la ciudad. Si tienes tiempo, es muy interesante desplazarte un poco hacia el norte, a través de la lujosa Via Veneto, y llegar a la Villa Borghese, un bonito parque donde también verás varios monumentos de la época romana.

Una vez visto esto, tan sólo te quedará un lugar clave en tu visita, que es el Vaticano. Deberás cruzar el río Tíber, y de paso es posible que puedas pasear un rato por el bonito barrio de Trastevere. En Ciudad del Vaticano, obviamente, podrás contemplar la plaza San Pedro y la basílica, así como visitar el famoso Museo del Vaticano, hogar de la Capilla Sixtina.

Si aprovechas el tiempo, en un fin de semana tienes tiempo de sobra para tener una visión muy amplia de la ciudad, que seguro que te enamorará.

Quizás te interese conocer más destinos de Italia… si es así echa un vistazo a este post sobre las ciudades más bonitas de Italia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies