Portugal

Qué ver en el Norte de Portugal

España no tiene comparación cuando se trata de paisajes pintorescos y llenos de historia. Sin embargo, el norte de Portugal comparte muchas de las características que puedes ver en los lugares turísticos y antiguos más famosos de la región hispana. También es muy fácil compararlo debido a su relieve y clima mediterráneo, pero esta vez podrás notar las diferencias más agudas del norte de Portugal gracias a su diversidad cultural. Hoy te llevamos a recorrer el país vecino en nuestro particular post sobre qué ver en el Norte de Portugal, nuestros imprescindibles.

Los paisajes y las vistas adornadas de monumentos y castillos históricos parecen totalmente salidos de cuentos. Si estás pensando en visitar el norte de Portugal y no sabes cuáles son las localidades que no te puedes perder, a continuación tendrás una lista de los lugares más impresionantes de esta zona.

Pueblos con encanto que ver en el Norte de Portugal

Antes de viajar, es necesario que sepas que el norte de Portugal se divide en diferentes distritos. Así, encontrarás el distrito de Viana do Castelo; el distrito de Oporto, donde podrás pasar increíbles tardes en las mejores playas de Porto; el distrito de Braga; el distrito de Braganza, el distrito de Vila Real; Aveiro; Guarda y Viseu.  Si tienes el tiempo y la capacidad de pasar más de una semana en el Norte de Portugal, sin duda podrás visitarlos todos.

el Norte de Portugal
Casas de colores de Aveiro

Pero de momento, puedes echar un vistazo a los rincones más importantes que ver en el Norte de Portugal para que, en caso de que dispongas de solo unos pocos días, puedas llevarte las mejores experiencias.

Braga: Un imprescindible que visitar en el Norte de Portugal

Braga es todo un pueblecito muy conservado con acabados del siglo XVIII. Para empezar a recorrerlo puedes comenzar en Praça a República, donde verás calles repletas de arquitecturas y estructuras representantes de la época tan bien conservados que, incluso tendrás la sensación de que has viajado al pasado. Las fuentes, Iglesias y jardines también estarán a tu disposición a partir del casco antiguo.

Allí también podrás disfrutar de un muy agradable paseo a través de cafeterías elegantes y tiendecitas muy pintorescas. En este camino tampoco te podrás perder de la Catedral o el Palacio do Raio. También podrás preguntar por la dirección hacia el Palacio Episcopal para disfrutar de sus primaverales jardines. Sin duda, uno de los lugares mágicos que ver en el Norte de Portugal.

qué ver en el norte de Portugal
Braga

Valença do Minho

Este es un destino preferido por aquellas personas que quieren escaparse un fin de semana o que solo le quedan unos cuantos días para terminar de recorrer el norte de Portugal y volver a casa. Aunque los visitantes comentan que puede ser un poco difícil regresar a casa después de ser testigos de tanta belleza. Lo más sorprendente de este pueblo es la muralla de 5 kilómetros que lo rodea, esta fortaleza de antaño es uno de los mejores destinos si te gusta hacer senderismo y explorar.

Si vives cerca de Galicia no tendrás que gastar demasiado dinero en transporte, ya que queda muy cerca de Tui. De hecho, muchas personas de allí van a pasar los fines de semana al norte de Portugal para disfrutar de su excelente gastronomía y otros atractivos.

Uno de los maravillosos lugares por ver son sus típicas ferias y mercadillos, allí podrás encontrar muchos adornos o souvenirs realmente antiguos que te encantará llevar a casa o para regalar a tus amigos. Hay de todo, podrás ver desde joyas hasta vinos.

Bragança

Esta es una de las localidades turísticas más importantes, ya que allí se rige el Castillo de Braganza. Se trata de una estructura del siglo XIII que contiene la iglesia de Santa María y la torre del Homenaje. Podrás tener acceso a todos estos monumentos e inclusive a la muralla que rodea el castillo por tan solo 2 ? la entrada.

Norte de Portugal
Bragança

También te gustará mucho pasear por las calles de la ciudadela, la mayoría de las casas están apiñadas de forma muy curiosa y la mayoría pintadas de un color blanco reluciente. Caminando por entre las calles de antaño, también podrás encontrarte el antiguo barrio judío. Aquí también podrás hacer algunas compras de artesanías y productos típicos del lugar.

Monçao

Monçao es el destino preferido de los catadores de vino. Por lo que si quieres pasar toda una tarde recorriendo los jardines más espectaculares del pueblo, mientras que pruebas los vinos más finos de la región, es mejor que pases un fin de semana alojado en el centro del pueblo.

Puedes explorar y conocer los orígenes de este increíble sitio visitando el centro amurallado, es actualmente uno de los más preservados en Portugal. Cerca de él también podrás visitar el Palacio de Brejoeira construido en el siglo XIX.

qué ver en el norte de portugal
Monçao

Amarante

Es uno de los pueblos más pequeños del norte de Portugal, si quieres recorrerlo por completo tal vez te tome un día o dos. En el centro histórico podrás pasear sobre el puente romano que cruza el río Támega hasta la entrada de la iglesia de Sao Gonçalo, se trata de una vista maravillosa.

Puedes caminar alrededor del río por uno de los caminos de concreto dispuestos para ello, podrás pasar toda una tarde tranquila disfrutando del calmado flujo de agua y sus relajantes alrededores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies