Vuelta al mundo

La experiencia única de un crucero de vuelta al mundo

Si escribo un post en este blog no es para hablar de mi experiencia en un destino turístico en concreto. No en esta ocasión. La razón de que inicie estas líneas es la que habréis deducido del título, claro: la experiencia de viajar por el mundo a bordo de un crucero no tiene parangón.

Y os hablo desde la óptica de alguien que está trabajando. Ya no puedo imaginar lo mágica que será la aventura cuando lo único que tienes que hacer es sentarte en la cubierta al atardecer a tomarte un bloody mary, mientras la brisa te agita el pelo al ritmo de las olas, mientras te dejas llevar por un crucero de vuelta al mundo.

Sensaciones inigualables a bordo

Os seré sincera. Dar con este trabajo me ha costado un poco, porque soy una persona que a menudo se aburre de la rutina que implica tener un puesto de trabajo estable. Sin embargo, para la gente inquieta como yo, un trabajo en un crucero es algo que nos va como anillo al dedo. La verdad es que si me pongo a enumerar ventajas no podría acabar y es seguro que más de una se me quedaría en el tintero. Pero como el objetivo de este blog en el que me inicio como guest blogger es el de ayudar a los españoles que vais por el mundo, aún a riesgo de olvidarme algún detalle me aventuraré a enumeraros algunas razones por las que un crucero de vuelta al mundo es tan fantástico como lugar de trabajo.

  • Una jornada muy dinámica. Desde que empiezas a trabajar hasta que acabas estás haciendo cosas diferentes. Lógicamente dependiendo de tu tarea vas a especializarte en una cosa u otra (un cocinero cocina, claro), pero el día a bordo de un crucero requiere que te encargues de cosas diferentes, que  hagas cosas que en un trabajo en tierra quizás no harías. Por supuesto limpiar la cubierta de un crucero no es algo que uno haga todos los días en un trabajo «normal» de tierra firme.
  • Cada día, un sitio distinto. A las personas inquietas como yo nos encanta la aventura y lo imprevisible, lo que sorprende. Por eso es fantástico poder irse a dormir en un punto del planeta y, cuando te levantas por la mañana, estar arribando a una costa distinta. Vivir todo eso no tiene precio y es muy difícil de conseguir con cualquier otro trabajo.
crucero vuelta al mundo
Disfrutar es algo que se hace con los cinco sentidos, a bordo de un crucero.

 

  • Diversión en el trabajo. Hay unos quehaceres con los que cumplir pero el contexto es muy distinto a la mayoría de trabajos. Te tienes que relacionar con los clientes, ayudarles, precuparte por ellos. Yo soy una persona extrovertida, empática, sociable… así que todo eso encaja perfectamente en mis parámetros de un trabajo estupendo. Además algunas de las actividades que se hacen a bordo de un crucero son divertidas por definición (bailes, fiestas, cenas temáticas…). Y los trabajadores estamos en todo ello.
  • Posibilidad de conocer a cantidad de gente. Una de las partes más importantes es la orientación al cliente. La tripulación de un crucero de vuelta al mundo está para hacerle la vida mejor a los cruceristas, por eso los trabajadores (como decía) nos interrelacionamos mucho con ellos. Eso nos permite estar hablando con un joven de Italia por la mañana y con un hombre de Vietnam por la tarde. La variedad de culturas, de idiomas, de perfiles personales y profesionales, de experiencias… que se reúnen a bordo de un crucero tienen un valor incalculable. Seguramente sea el mayor tesoro que me llevo de la experiencia de trabajar a bordo de un crucero.
  • Conocer mundo, en definitiva. Un crucero de vuelta al mundo no tiene rival. Para aquellos interesados en conocer lugares y estilos de vida distintos a los suyos, las palabras sobran. Todo lo que van a vivir a bordo de un crucero mientras trabajan forma parte de un bagaje que difícilmente se pueda adquirir de otro modo.

Por todo ello no tengo duda de que surcar los mares a bordo de un gran barco, mientras se recorre el globo y se da con distintas realidades, es algo inigualable. Ya sea como trabajo o como viaje puramente de placer, un crucero de vuelta al mundo es la oportunidad perfecta para conocer y hacer aquello que en otros escenarios no tendrás la ocasión de llevar a cabo. Todo lo que se aprende tiene una riqueza que a nivel personal y profesional va a dejarte huella, seguro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies